Eduardo J. Martínez es experto en tanatopraxia y uno de los impulsores de Gesmemori. Durante sus años de experiencia en el sector, se dio cuenta de que, a la hora de gestionar las funerarias, no había ninguna herramienta que permitiese registrar y analizar las labores diarias. Así nacía esta aplicación de gestión, especializada en el negocio funerario. En ella se permite gestionar recursos, analizar información en tiempo real y proporcionar a los clientes un servicio rápido, eficiente y personalizado. 

“La experiencia nos dice que todo el que prueba Gesmemori queda encantado, porque no hay ningún otro sistema que sirva para gestionar el 100% de la funeraria: desde la gestión del servicio, el control de flotas o el control de mantenimiento de los tanatorios y los recursos humanos”, así describe Martínez el producto.

La seguridad es uno de sus pilares

Un sistema en el que la seguridad es una de los requerimientos más importante. Por eso, explica uno de sus creadores, se decidieron a trabajar con personas como Lorenzo Martínez (Securízame), informáticos especializados en seguridad; y con empresas como Infonet. “Tenemos, además, servidores en A Coruña y Madrid y trabajamos siempre con dos certificados digitales de seguridad para poder acceder a la herramienta”

Lo que supone toda una garantía a la hora de guardar los datos más confidenciales que, además, no requiere de una implementación muy compleja. “Está adaptada a la norma ISO 9001 y la UNE 15017, que es la específica del sector y cumplimos todos los parámetros lógicos de una defunción: se empieza abriendo un expediente cuando recibimos la llamada, se cumplimenta con todos los datos (quien llama, quien ha fallecido, su parentesco, el lugar de entierro…)”.Entre las aplicaciones que ofrece este sistema, se encuentra la de medir la productividad. De esta forma, gracias a un panel de estadística se mide la productividad de los trabajadores o de los equipos, y además hay una sección en la que se miden las horas de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.